La compensación o eliminación de energía reactiva, es el tercer método de ahorro de costes en nuestra factura eléctrica.
La energía reactiva es la demanda extra de energía que algunos equipos de carácter inductivo como motores, transformadores, iluminarias, necesitan para su funcionamiento.
Es una energía que realmente no consumes, pero en cambio pagas por ella.
¿ Porque me pueden facturar o no energía reactiva las comercializadoras? La energía reactiva se factura según la reglamentación vigente en cada momento, actualmente RD1164/2001 y Orden IET/1491/2013. Aunque en el detalle de las lecturas de la factura de la comercializadora aparezcan en todos los periodos tarifarios (de P1 a P6), solo se factura, lo que supere 33% con respecto a la energía activa o consumo en kWh.
Veamos el siguiente ejemplo:



En el periodo P1 no se ha llegado al 33% de generación de energía reactiva con respecto al consumo de energía activa, por lo que aunque se haya generado 634 kvAr, estos son asumidos por la distribuidora y no suponen un coste monetario al cliente.
En el periodo P2 se ha llegado al 74%, por lo que la penalización de energía reactiva será la diferencia entre la energia reactiva generada y el 33% del consumo de energía activa consumida, lo que en este ejemplo ascendería a 5.193 kvAr.
En el periodo P3 se ha llegado al 153% y la penalización en este caso es 0 ¿Porqué? Esto es debido a que por regulación solo se puede penalizar en los periodos P1 y/o P2.

Content Image